Calcetines desparejados para concienciar y apostar por la inclusión en el Día Mundial del Síndrome de Down. Es la iniciativa a la que un año más se han sumado asociaciones, instituciones y sobre todo ciudadanos para llenar las redes de calcetines de todos los colores bajo la etiqueta #CalcetinesDesparejados.

Esta campaña tiene su origen en Reino Unido, donde Chloe Lennon, una niña británica de 5 años publicó en 2018 un vídeo en redes sociales pidiendo que, para celebrar este día, todos llevaran calcetines diferentes en cada pie. Su propuesta la compartieron más de 700.000 personas y ha acabado traspasando fronteras.

Rombos y lunares, animales y estrellas, rayas y cuadros… todo vale con tal de visibilizar una diversidad que en realidad no nos hace diferentes.

Redacción (Agencias)