Un artista brasileño de 23 años, Amarildo Silva Filho, está detrás de un proyecto único por el cual ha llegado a dejar su trabajo para dedicarse exclusivamente a fabricar camas personalizadas para dar cobijo a perros y gatos sin hogar de su ciudad natal, Campina Grande.

Pero las camas de estos animales se caracterizan por tener colores llamativos y vivos y porque están creadas a partir de neumáticos abandonados en la calle o donados por alguna persona.

En total, más de 1.500 camas se han fabricado con más de 6.000 neumáticos que, de no ser por este proyecto, estarían contaminando el medio ambiente.

Redacción (Agencias)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Coisinhas mais fofas 😍

Una publicación compartida de CaominhasPetsOficial (@caominhas_pets) el