La Fiscalía investiga los vídeos de unas niñas “youtuber” publicados por sus padres. Las pequeñas aparecen maquillándose, peinándose… y cobran por los productos que sacan. ¿Es esto ético?

 

 

Los peques oyentes del programa nos cuentan si ellos quieren ser “youtubers” o prefieren otra profesión.