Se cumplen 20 años del estreno de Los Soprano. Con motivo del aniversario ha salido a la luz un nuevo libro titulado The Soprano Session donde se explica, entre otras muchas cosas, la enigmática escena final de la serie. Un fundido a negro ha dado pie a una nueva teoría sobre el destino de Tony Soprano… que su creador David Chase puede haber resuelto sin querer.

La secuencia final mostraba al protagonista interpretado por James Gandolfini con su familia en un restaurante justo antes de un abrupto fundido a negro. Desde entonces, los fans han debatido si el capo de Los Soprano realmente muere al final de la serie… es decir, si unos sicarios iban a ejecutarle en el restaurante, o si por el contrario sigue con vida con su día a día. Y en una conversación con los autores el nuevo libro, Chase perece haber revelado el fatídico destino del personaje de Gandolfini.

En una de las conversaciones publicadas en el libro de Matt Zoller Seiz y Allan Sepinwall, el creador se refiere a la secuencia final como “la escena de la muerte”, dando por tanto a entender que su intención desde el principio era matar al mafioso.

“Creo que tenía pensada la escena de muerte dos años antes del final…”, explica el guionista y creador de Los Soprano. “Tony iba a ser llamado a una reunión con Johnny Sack en Manhattan, e iría a través del Túnel Lincoln. Entonces se funde a negro y nunca sabes que le sucede, aunque la teoría es que algo malo pasa en la reunión. Pero no hicimos eso”.

Redacción (Agencias)