En ciencia, el ‘Efecto Mona Lisa’ se refiere a la impresión de que los ojos de la persona retratada en una imagen parecen seguir al espectador cuando se mueven frente a la imagen.

Dos investigadores del CITEC (Cluster of Excellence Cognitive Interaction Technology) en la Universidad de Bielefeld demuestran que, irónicamente, este efecto no se produce con la pintura mundialmente famosa de Leonardo da Vinci ‘Mona Lisa’ desacreditando una leyenda científica. Los investigadores presentan los resultados de su estudio en la revista científica i-Perception.

Tras más de 2.000 evaluaciones se comprobó que casi todas las mediciones indicaron que la mirada de Mona no es directa sino que está del lado derecho del espectador. “Por lo tanto, está claro que el término ‘Efecto Mona Lisa’ no es más que un nombre inapropiado. Ilustra el fuerte deseo de ser observado y ser el centro de atención de otra persona, ser relevante para alguien, incluso si no se conoce a la persona en absoluto”.

Redacción (Agencias)