La Confitería Conrado de La Bañeza (León) continúa con la tradición que inició en época de crisis y ha escondido en uno de sus roscones de reyes un premio económico que este año alcanza la cifra de 10.000 euros.


El premio puede estar oculto en cualquiera de estos dulces. Se trata de una iniciativa que comenzó en plena crisis económica, cuando esta confitería decidió introducir 500 euros en uno de sus dulces de reyes. Desde entonces año tras año la cantidad ha aumentado hasta llegar a los 10.000 euros de 2019.

El premio se otorgará cuando el cliente que halle la sorpresa se ponga en contacto con el establecimiento. En años anteriores, este comercio ha llegado a vender alrededor de 12.000 roscones, cifra que se espera superar este año.

Redacción (EFE)