Las autoridades egipcias han anunciado el hallazgo de una tumba “única” y muy bien conservada que data de hace 4.400 años, de la época de la Quinta Dinastía.

La tumba pertenece a un sacerdote real y está ubicada en Saqqara, al sur de El Cairo. El ministro de Antigüedades de Egipto, Jaled el Enani, ha informado de que en la tumba está decorada con jeroglíficos y estatuas de gran importancia arqueológica, según recoge el diario estatal egipcio ‘Al Ahram’.

En la decoración de la tumba se pueden ver escenas de la vida del sacerdote con su madre, su esposa y su familia. Además incluye numerosos nichos con estatuas cromadas de sus familiares fallecidos en la que es “la tumba más bella” hallada en lo que va de año.

Redacción (Agencias)