Un becerro realmente pequeño, llamado Lil Bill, que nació con una décima parte del tamaño de sus congéneres de tamaño promedio, se postula como la vaca más pequeña del mundo.


Lil Bill fue entregado por sus dueños a los veterinarios el pasado 27 de octubre. Los facultativos estiman que el pequeño becerro nació prematuro y actualmente se encuentra bajo los cuidados de expertos bovinos del Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Mississippi en Starkville.

Normalmente, los terneros pesan entre 22 y 36 kilos al nacer, dependiendo de su raza. Cuando Lil Bill nació, lo hizo pesando tan solo tres kilos y medio, el tamaño de un gato adulto. Este llamativo dato hizo pensar a los expertos que, a pesar de tener en cuenta que nació prematuro, su peso es indicativo de que el becerro pudiera tener alguna forma de enanismo.

Actualmente, el becerro se encuentra en periodo de observación, tras haber superado un mes de complicaciones respiratorias relacionadas con su temprana llegada al mundo. Si bien ya se encuentra fuera de peligro, los expertos consideran que lo mejor es continuar con la atención especializada hasta determinar su condición real, para lo cual habrá que esperar.

Redacción (Agencias)

Fotografía: Universidad Estatal de Mississippi