La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido hoy de que las comidas y cenas navideñas serán más caras que las de 2017, y que el pescado, la fruta y la verdura es lo que más está subiendo, por eso aconseja adelantar las compras de alimentos u optar por preparar menús de menos precio.

Esto es lo que evidencia el primer control realizado por la OCU, un mes antes de las Navidades, sobre una serie de productos, como lo hizo el año pasado.

Es su “observatorio de precios navideños”, que tiene como objetivo comprobar cuánto suben los precios de los productos de alimentación típicos de las fechas navideñas. Ya ha recogido cómo están un mes antes de la Navidad, hará lo propio cuando queden quince días, y un tercer control los días previos a la Nochebuena.

La OCU monitorizará los precios de quince productos -cordero lechal para asar por cuartos, redondo de ternera, pularda, pavo, jamón ibérico de cebo al corte, lombarda, piña, besugo, lubina de acuicultura, merluza al corte, angulas, langostinos cocidos, percebes gallegos, almejas y ostras- de mercados, supermercados e hipermercados de Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla.

Las angulas (90 %) y sobre todo los percebes (99 %) son lo que más suben, seguidos de las ostras (29 %).

Redacción (Agencias)