A medida que las parejas envejecen el humor y la aceptación del otro va superando a las discusiones. Así lo ha evidenciado un trabajo realizado por investigadores de la Universidad de California, tras analizar durante 13 años conversaciones de 87 matrimonios de mediana edad que llevaban casados entre 15 y 35 años.

Los resultados, publicados en la revista ‘Emotion’, han evidenciado un aumento de comportamientos positivos, como el humor y el afecto, y una disminución de los negativos, como la actitud defensiva o las críticas hacia el otro, conforme cumplían aniversarios.

“A pesar de experimentar la pérdida de amigos y familiares, las personas mayores en matrimonios estables son relativamente felices y tienen bajos índices de depresión y ansiedad“, ha dicho el autor principal del estudio, Robert Levenson.

Ahora bien, el trabajo ha mostrado que las mujeres suelen ser más expresivas a nivel emocional que los hombres, mientras que ellos, a medida que envejecen, tienen un comportamiento más dominante y menos afectivo. No obstante, en ambos sexos los comportamientos negativos disminuían con la edad.

Redacción (Agencias)