La obra “Estudio de la cabeza de un joven” de Rembrandt van Rijn, que supuestamente contiene las huellas dactilares del pintor holandés, sale a subasta el próximo 5 de diciembre en Sotheby’s Londres por un valor estimado de 6 millones de libras (6,7 millones de euros).


Tras un examen técnico del boceto al óleo de casi 400 años, los restauradores descubrieron las marcas del pulgar del maestro presionadas en la pintura húmeda y ocultas bajo las capas de barniz sobrepintado en uno de los bordes inferiores del cuadro.

Aunque no se puede concluir que las huellas pertenezcan al pintor del siglo XVII, ya que no hay otras que puedan confirmarlo, el copresidente mundial de Viejas Pinturas Maestras de la casa de subastas Sotheby’s, George Gordon, aseguró que su conexión con el artista es “altamente creíble”.

La obra es un retrato de Cristo de poco más de 25 centímetros que pertenece a una reducida serie de bocetos al óleo informales, pero con movimientos intensos.

Redacción (EFE)