Un grupo de investigadores de EEUU ha determinado que las personas cuyas madres han tenido más parejas, ya sea de hecho o en matrimonio, a menudo siguen el mismo camino y tienden a tener numerosas relaciones amorosas, de acuerdo a un estudio publicado por la revista especializada Plos One.

Los resultados del informe realizado por la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU.) apuntan que las madres pueden transmitir rasgos de personalidad y habilidades de relación que hacen que sus hijos tengan “más o menos probabilidades” de formar relaciones estables.

Los sondeos incluyeron información no solo sobre el matrimonio y el divorcio, sino también sobre las relaciones posteriores. Así, el estudio encontró que tanto el número de matrimonios como el número de parejas posteriores de las madres se asimilaban a la cantidad de parejas que tuvieron con el paso del tiempo sus hijos.

Los resultados mostraron además que los hermanos que pasaron más tiempo con sus madres y otras parejas de ellas -no sus padres- tuvieron más relaciones que los hermanos que no vivieron tanto tiempo esa situación.

Redacción (EFE)