El 8º Salón del Motor de Ocasión de Sevilla cerraba ayer sus puertas en FIBES, Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, tras cinco intensos días de actividad, obteniendo unos resultados muy parecidos a los de la pasada edición, pese a que la muestra ha contado este año con un día menos de exposición.
Un total de 64.052 visitantes han recorrido los pabellones de este Salón desde su apertura el pasado 31 de octubre (64.078 en 2017), siendo los días de mayor afluencia la jornada del 1 de noviembre, festivo de Todos los Santos, junto con la del sábado, días en los que las colas de acceso han rebasado los límites del propio Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla. En cuanto a ventas, las cifras registradas han sido ligeramente inferiores a las de 2017: 3.218 unidades vendidas frente a las 3.284 de la pasada edición. Un descenso apenas significativo considerando el día menos de ventas con el que se ha contado.
No obstante, el volumen de unidades vendidas a la hora ha superado este año a las del pasado ejercicio: más de 68 vehículos, frente a los 54 de 2017, pese a que el 8º Salón del Motor de Ocasión de Sevilla ha permanecido abierto 13 horas menos en comparación a la última edición de esta muestra.
Por todo ello, organización y expositores hacen un balance más que positivo de estos resultados ya que el feed back obtenido de los clientes ha sido muy satisfactorio, cumpliéndose en la mayoría de los casos las expectativas de participación y consolidándose como el primer hipermercado del VO del sur de España. “Muchos de los participantes se mostraban prudentes con los resultados de esta edición ante el recelo y la desconfianza que se había sembrado entre los consumidores a raíz de las informaciones alarmantes en torno al futuro del diésel y la actitud prudente de cara a la compra que se venía constatando en los últimos meses, sin embargo, la confianza y calidad ofrecidas por los expositores se han convertido en exponentes de garantía para los clientes de este 8º Salón del Motor de Ocasión de Sevilla”, ha destacado el presidente de FEDEME, Francisco Javier Moreno Muruve.

Teniendo en cuenta todos estos datos, la organización del 8º Salón del Motor de Ocasión de
Sevilla califica los resultados alcanzados como un nuevo éxito que ha generado unas cifras de
negocio superiores a los 50 millones de euros, considerando el impacto sobre las cuentas de
los propios expositores y el impacto económico para la ciudad.