El documental “Amazing Grace”, grabado durante un concierto gospel de la legendaria cantante estadounidense Aretha Franklin, se estrenará el próxima semana en Nueva York, 46 años después de su rodaje.

El estreno, que pone fin a una larga disputa legal y a numerosos problemas técnicos, tendrá lugar el próximo lunes, en el festival DOC NYC y después comenzará su carrera para poder optar a los Oscar.

La cinta fue filmada en su mayoría por el cineasta Sydeny Pollack durante dos días en la Iglesia baptista de New Temple Missionary, en Los Angeles, donde Franklin grabó en enero de 1972 un disco con el mismo nombre que el film.

Pollack cometió el error de no sincronizar el sonido durante la grabación de la película, lo que generó graves problemas técnicos que no fueron solucionados hasta 2011 y a ellos se sumaron después los generados entre la cantante y los productores por los derechos del film.

Tras alcanzar un acuerdo para su distribución con los familiares de la “Reina del Soul”, la película verá la luz sólo unos meses después de la muerte de Franklin, fallecida en agosto pasado a los 76 años.

Redacción (EFE)