Aunque la voz de Amy Winheouse se apagó en julio de 2011, su música sigue viva en el recuerdo de todos.

El 23 de julio de 2011, a los 27 años, se apagó la voz de la británica, este mes de septiembre hubiese cumplido 35 años. Una leyenda que sigue viva y que ha dejado huella en todo el mundo, sobre todo en el barrio de Camden Town donde residía. Desde su debut la carrera de la cantante fue todo un éxito que le hizo ser la primera británica en ganar cinco Grammys.

Amy Winhouse sigue presente en la memoria, estuvo nominada a título póstumo, como mejor artista femenina del año en los Premios Brit. Aunque su voz se apagó, su música nunca dejará de brillar.

Redacción (Agencias)