Miles de personas han acudido al Museo Charles H. Wright de Historia Afroamericana de Detroit (EE.UU.) para despedirse de la Reina del Soul, Aretha Franklin, quien murió el pasado 16 de agosto a los 76 años de edad.

El cuerpo de Franklin reposará hoy y mañana bajo la bóveda del museo para que los habitantes de Detroit, y miles de personas llegadas de todo el país, rindan tributo a la cantante que, desde que tenía cuatro años, vivió en la ciudad.

Siguiendo los deseos de la familia, los restos de la artista reposan en un ataúd totalmente abierto con un vestido largo rojo, y pendientes y zapatos de tacón del mismo color. En el interior del ataúd dorado, está bordada la inscripción “Aretha Franklin, Reina del Soul“.

El funeral se celebrará el viernes en Greater Grace Temple, una iglesia de Detroit que en 2005 acogió la despedida a la histórica activista Rosa Parks. A este acto está previsto que acudan destacadas personalidades del mundo político, cultural y social de Estados Unidos.

El expresidente Bill Clinton será uno de los oradores en la ceremonia, en la que participarán también 19 artistas, entre ellos Stevie Wonder, Faith Hill y Chaka Khan.

Franklin será enterrada tras el funeral del viernes junto a su padre y otros miembros de su familia en el cementerio de Woodlawn en Detroit.

Redacción (Agencias)