“Hey Jude”, la balada de Paul McCartney que ha sido tarareada millones de veces y es considerada todo un símbolo de la “beatlemanía”, cumple este agosto medio siglo como una de las mejores canciones de todos los tiempos.

Lanzada el 26 de agosto en Estados Unidos y cuatro días después en el Reino Unido, la historia de esta canción de McCartney está íntimamente ligada a la vida personal de John Lennon.

Tal y como confesó el propio McCartney, la canción, cuyo título original era “Hey Jules”, fue compuesta para consolar a Julian, el hijo de Lennon, tras el divorcio de sus padres.

La base del tema brotó de él, pero más tarde, cuando ya estaba en los estudios de grabación, el nombre de “Jules” sería cambiado por “Jude” por su ritmo y sonoridad.

Redacción (Agencias).