Una empresa alemana de innovación de productos impresos en impresoras 3D ha creado un prototipo de ruedas para bicicletas que pueden llegar a ser las que se utilicen en el futuro. Fabricadas con su nuevo producto ProFlex, les permite imprimir unas ruedas a las que no les hace falta una cámara de aire y que, por tanto, jamás se pinchan.

Posee unas propiedades flexibles únicas, junto con la resistencia a altas temperaturas y la durabilidad. La rigidez y el patrón interno, conocido como el relleno, se pueden controlar y personalizar para adaptarse a diferentes condiciones climáticas o del terreno. El prototipo de neumático actual utiliza un patrón de panal de tres capas adaptado para uso urbano”.

El modelo aún es un prototipo y no están en el mercado, pero quién sabe si pronto todas las bicis tendrán ruedas de este tipo.

Redacción (Agencias)