La cantante austriaca Conchita Wurst, ganadora de Eurovisión en 2014, ha revelado a través de las redes sociales que fue diagnosticada con VIH positivo hace unos años. Ha explicado que la razón por la que revela esta información en estos momentos es que se ha visto amenazada por su expareja.

“Soy VIH positivo desde hace años. Esto es irrelevante para el público, pero un exnovio está chantajeándome con difundir esta información privada y no le voy a dar a nadie el derecho de asustarme o afectar a mi vida”, ha escrito en Instagram.

La cantante asegura estar en tratamiento médico desde hace tiempo y que el deseo de evitarle angustia a su familia fue una de las razones por las que hasta ahora no había revelado públicamente estas circunstancias.

Además, añade, “es una información que creo sobre todo relevante para aquellas personas con las que el contacto sexual es una opción”.

Redacción (Agencias)