Teruel ha conseguido el récord Guinness de la cadena de besos más larga del mundo al congregar a 1.015 personas en una cita organizada dentro de los actos conmemorativos del 800 aniversario de los Amantes de Teruel.

El récord, que estaba en 351 personas, se consiguió a última hora de la tarde del pasado viernes en la plaza del Seminario de la ciudad, donde el Ayuntamiento había convocado a los vecinos con el objetivo de alcanzar al menos la cifra de 800 participantes, y así, coincidiera la cifra con la fecha del aniversario.

La cadena de besos empezó con un actor que interpretaba a Diego de Marcilla, el Amante de Teruel, para después seguir con la propia alcaldesa y terminar precisamente con la actriz que encarna a Isabel.

De este modo, a través de esta cadena de besos, la organización quería que los amantes se dieran el beso que no se dieron en vida, según la leyenda, y así proponer un final feliz a la historia de los amantes que murieron por un amor imposible.

El reto se batió en el primer intento de las tres oportunidades que contaban, según la organización del Guinness, y finalizó con un gran aplauso por parte de los asistentes.

Redacción (Agencias)