Nos hemos enterado de cómo son las raciones del ejército, los tuppers que llevan las fuerzas armadas cuando están de misión. Hemos descubierto, por ejemplo, que los callos no les gustan.

 

Los oyentes responden: