Genetistas rusos han determinado que la polémica momia de cabeza alargada y tres dedos en manos y pies, hallada en una tumba cerca de las líneas de Nazca (Perú) en 2017, es humanoide, con 23 cromosomas.

Los expertos examinan muestras extraídas a la momia en Rusia para intentar descifrar su genoma. Según un análisis preliminar, la momia, llamada María, data del siglo V d. C., aproximadamente un milenio antes del descubrimiento de América. El análisis también encontró que María “es un ser humanoide, lo que significa que también tiene 23 pares de cromosomas como nosotros“.

Los científicos incluso han logrado descubrir que el polvo blanco usado para momificarla es el cloruro de cadmio, un químico cuyo efecto antibacteriano ha mantenido a María preservada.

Además de María, los científicos de San Petersburgo también han estado analizando el genoma de otra momia encontrada en Perú. Mientras María era una mujer adulta, la otra, Vavita, tenía nueve meses cuando murió. Los investigadores piensan que ambas pudieron haber sido madre e hija.

Redacción (Agencias)