El cantante portugués Salvador Sobral, vencedor de la última edición de Eurovisión, ha dicho que tras su reciente trasplante de corazón, que ve de forma “práctica”, su problema “ya está resuelto” y puede volver a cantar próximamente.

La intervención tuvo lugar a principios de diciembre y por la que ha pasado cuatro meses ingresado, según explicó Sobral, de 28 años, en su primera entrevista en televisión tras la operación. Sobre las secuelas de ésta, el artista portugués explicó que le ha influenciado “de una manera física” porque, por ejemplo, los medicamentos que debe tomar “hacen que mi voz sea frágil en ese momento”.

Sobral, que comenzará a partir del próximo 27 de junio una gira por “varios festivales de verano” de España, según la cadena lusa RTP, remarcó que aún no ha cantado, apenas ha realizado ensayos, y que su “renacimiento” será en escenarios de los archipiélagos lusos de Madeira y Azores, en fechas que no precisó.

Redacción (Agencias)