La morfopsicología, es decir, el estudio de la personalidad a raíz del aspecto morfológico de la persona, hace una diferenciación de cuatro tipos de personas: las que tienen los dientes rectangulares, triangulares, cuadrados u ovalados. Así lo revela el diario Times of India. 

Dientes cuadrados

Se trata de personas cuadriculadas y que ejercen un gran control sobre sí mismas. Además, son objetivas a la hora de tomar sus decisiones. Otras de sus características es que son tranquilas y eficientes, aunque también se caracterizan por ser calculadoras, egoístas, desconfiadas e indecisas.

Dientes rectangulares

Poseer los dientes rectangulares es sinónimos de ser una persona resolutiva, racional, dinámica, llena de energía y audaz además de ejercer el papel de líder dentro de un equipo. En la otra cara de la moneda encontramos que son vanidosos, dominantes, impacientes y rencorosos.

Dientes triangulares

Personas atentas, entusiastas y buenos compañeros en el trabajo. La lista de características la completa que son divertidos, independientes y despreocupados. La parte negativa es que pueden llegar a ser exagerados, impulsivos, inestables e improductivos.

Dientes ovalados

Son grandes amantes del arte y muy creativos. La timidez, la sensibilidad y la minuciosidad son algunos de sus rasgos principales. Además son organizados y analíticos. En cuanto a su parte negativa encontramos que son susceptibles, variables y críticos.

Redacción (Agencias)