Un grupo de científicos ha desarrollado un pegamento que se activa con el calor corporal y permite curar heridas en los ojos temporalmente hasta que el paciente pueda ser sometido a una cirugía que ofrezca una solución permanente. Así queda recogido en la revista especializada “Science Translational Medicine“.

La aplicación del material, que es completamente reversible y puede ser repuesto con facilidad, podría ser útil en situaciones de combate o de bajos recursos médicos, según han destacado los investigadores responsable del estudio, de la Universidad de California Sur y de la Universidad de Sao Paulo.

Este reparador ha sido probado en conejos, en cuyos ojos el pegamento respondió recuperando la presión intraocular al 90 por ciento del valor mínimo común.

Redacción (Agencias)