El genoma de los actuales perros de Europa es similar al de sus antepasados del Neolítico temprano. El estudio publicado en Nature Communications sugiere que la domesticación de este animal se produjo hace entre 20.000 y 40.000 años.

Para entender la relación genética entre los perros antiguos y los modernos, un grupo de expertos analizaron el genoma extraído de los restos de tres perros Neolíticos. Los resultados han mostrado que los tanto los antiguos como los actuales tienen raíces genéticas comunes y existe una continuidad de los perros domesticados durante los últimos 7.000 años.

El estudio también apunta que todos los perros modernos tienen un origen geográfico único. Este dato contradice a estudios previos que señalaban que la domesticación se produjo de forma independiente en el este y el oeste de Eurasia.

Redacción (Agencias)