El bebé nació a más de 10.000 metros de altura después de que su madre se pusiese de parto de manera prematura.

La aerolínea india Jet Airways, en la que viajaba la madre y el recién nacido, ha anunciado que va a regalar al bebé un pase gratuito de por vida en todos sus viajes con la compañía por ser el primer bebé en nacer durante un vuelo.

Después del famoso llamamiento “¿Algún médico a bordo?” por parte de la tripulación, una paramédico que viajaba en el vuelo ayudó a traer al bebé al mundo.

El parto se produjo en la ruta entre la ciudad saudí de Dammam y la india de Cochín sin que diese tiempo a aterrizar en Bombay, ciudad a la que se desvió la aeronave tras conocer la noticia.

Redacción (Agencias)