Tres estudiantes de Bachillerato de otros tantos colegios de Barcelona han desarrollado un dispositivo basado en la tecnología de geolocalización, que ofrece una brújula capaz de orientarse en función de los intereses del usuario.

Bautizado con el nombre de Orbis, el dispositivo indica puntos de interés de la ciudad (monumentos, restaurantes, museos…) en función de las preferencias del visitante.

Además, la brújula puede conectarse a las redes sociales, opción que permite conocer mejor al usuario y así indicarle puntos más acordes a sus gustos personales.

El sistema elige el punto de interés y establece un ‘ranking’ del más al menos popular, para poder crear una ruta por la ciudad en función de sus preferencias.

Redacción (Agencias)