Phil Collins, una de las voces más influyentes de la música, anunciaba el año pasado que lanzaría sus memorias. El músico inglés “dejó” la música por un rato para dedicarse a la literatura y publicar un libro. Se trata de Not Dead Yet (“Aún no estoy muerto”) y está disponible en las librerías desde el pasado mes de octubre.

collins

«Tal vez seas un admirador o tal vez te pique la curiosidad sobre ese pesado que no dejaba de salir en las listas de grandes éxitos hace unos treinta años. En cualquier caso, te doy la bienvenida». Eso pone en la contraportada de esta autobiografía de 452 páginas del mítico batería y cantante británico.

“En muchos aspectos he tenido una vida de ensueño. He sido increíblemente afortunado, pero también he trabajado muy duro. He colaborado con algunos de mis héroes, he escrito canciones que le han gustado a la gente, y he sobrepasado ampliamente mi inicial esperanza de ganarme la vida como baterista”.

En “Aún no estoy muerto”, Phil Collins nos ofrece una crónica sincera, ocurrente y sin pelos en la lengua de las canciones y los conciertos, los éxitos y los patinazos, los matrimonios y los divorcios, su irrupción en las listas de éxitos y en las portadas de los tabloides.

Junto al lanzamiento de su autobiografía, el artista publicaba un nuevo recopilatorio con todos los sencillos de su carrera.

“The Singles” cuenta con grandes éxitos como “You Can’t Hurry Love”, “Easy Lover”, “Against All Odds (Take A Look At Me Now)”, “Sussudio”, “Two Hearts”, “Another Day In Paradise” o “Both Sides of the Story”.

You Can’t Hurry Love 

Another day in Paradise

Two Hearts

Collins anunciaba además que volvería a los escenarios en junio de este año. Será en Londres, Colonia (Alemania) y París, diez años después de que abandonase las giras.

Ganador de un Óscar a la mejor canción por “You’ll be in my heart”, de la película animada “Tarzán”, Phil Collins es uno de los artistas británicos de mayor éxito en todo el mundo, con 100 millones de discos vendidos en su carrera en solitario, cifra estimada por Warner Music, que asciende a los 250 millones al sumar su trabajo con Génesis.

Redacción (Agencias)