Más de mil millones de personas se encuentran en riesgo de perder audición debido a que escuchan música a gran volumen, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).  Por ello, recomiendan no escuchar más de una hora de música al día y a un volumen que no supere el 60% de la capacidad máxima del reproductor.

La OMS alerta que casi el 50% de las personas con edades comprendidas entre los 12 y los 35 años “están expuestos a niveles de sonido perjudiciales”. La causa de ello es el uso de dispositivos que requieren auriculares, ya que se aumenta el volumen derivando en graves problemas de audición.

El Dr. Ettiene Krug –director del Departamento de Prevención de Traumatismos de la OMS– afirma que “cada vez más jóvenes están en riesgo de perder audición”, a lo que añade: “Deben ser conscientes de que una vez pierdan la audición, no la recuperarán”.

Redacción (Agencias)