Salimos de compras por Internet y encontramos a quien se ofrece a ordenar tu armario por un módico precio,  quien prácticamente “regala” un vestido de novia o quien quiere deshacerse de un microondas que no calienta por 6 euros. También se vende un bonito “charlón”.

 

 

comprikiss