13767113_10154097180694279_7440455509406805273_o

Adele vuelve a mostrarse imbatible y acaba 2016 como la artista que más discos ha vendido en todo el mundo gracias a su último trabajo, “25”, con casi dos millones más de copias despachadas que el trabajo de Beyoncé “Lemonade”.

Así lo atestigua hoy la web United World Charts, que aglutina datos de las listas oficiales de los mercados más importantes y que cifra en casi 4,6 millones los discos vendidos por la diva británica, otorgándole el oro por segundo año consecutivo (en 2015 también fue número 1 con casi 15 millones de copias).

Se da la circunstancia de que con su álbum previo, “21” (2011), Adele ya logró ser la artista de mayor éxito comercial durante dos años consecutivos y que este se mantiene como el número 25 entre los más vendidos, un lustro después de su publicación.

Por detrás de “25” se sitúa la citada Beyoncé con “Lemonade”. De él se despacharon 2,6 millones de unidades.

Redacción (EFE)