Savji Dholakia, CEO de Hari Krishna Exports, tiene una máxima: “Si mantenemos felices a nuestros empleados, Dios nos mantendrá felices”.  Dholakia comenzó esta iniciativa de premiar a sus trabajadores hace 20 años. Por aquel entonces, regaló a tres de sus mejores empleados un coche a cada uno. Desde entonces, ha ido aumentando sus regalos.

En 2014 distribuyó 7,5 millones de dólares como incentivos de rendimiento y en los últimos años regaló 491 coches y 200 apartamentos. Sin embargo, este año, con motivo del 25 aniversario de la empresa ha dado un paso más. Ha obsequiado a sus empleados más valiosos con 1.200 coches y 400 apartamentos.

Ha reconocido que cifra sus exportaciones por encima de los 700 millones de dólares pero que no hay nada más valioso para él que sus empleados.

Redacción (Agencias)