Desde un fonógrafo a una mesa de mezclas; de un vinilo al walkman; del gramófono al iPod; de Thomas Edison a Steve Jobs, la Fundación Telefónica, en Madrid, recorre en la exposición “1, 2, 3. ¡Grabando!” la historia de 150 años de grabación y reproducción del sonido.

La muestra repasa cronológicamente “lo más destacado de la era sonora” y los hitos técnicos de los últimos 150 años, algunos tan recientes en el pasado que “despiertan la nostalgia”.

El primer objeto que recibe al visitante, bajo distintas campanas que reproducen los audios de la época, es el fonoautógrafo, ideado por Scott de Martinville en 1857, con el que se realizó el primer registro sonoro conocido en la historia: la popular canción “Au clair de la lune”.

Como se ve en “1, 2, 3. ¡Grabando!“, este encuentro entre la tecnología y la música dio paso a una revolución en la reproducción musical que cambió la manera de crear, escuchar y compartir sonidos.

La música dejó de ser exclusiva de lugares como la ópera o salas de concierto y, a través de nuevos soportes, permitió el desarrollo de otros estilos musicales y la creación de nuevos géneros como el “blues” o el “hip hop”.

1, 2, 3. ¡Grabando!” cuenta con talleres y actividades sobre grabación musical hasta el fin de la muestra, el próximo 22 de enero.

Redacción (Agencias)