España se ha convertido en el país más sano de Europa y casi del mundo.

La revista científica británica The Lancet así lo afirma,eso sí debemos de cuidar los hábitos para no dejar de serlo. El último estudio de The Lancet, analizó datos de hasta 2010 y  sitúa a España como “el país más sano de Europa (y posiblemente del mundo) para vivir”. Y no, no es otro estudio más. Para realizarlo, un equipo internacional de científicos consultó fuentes médicas y estadísticas de una década acerca de 300 enfermedades, así como causas de mortalidad y factores de riesgo de 19 países distintos: los 15 de la Unión Europea, más Australia, Canadá, Noruega y los EE.UU.

Después de analizar los datos, España superaba a todas en salud y en esperanza de vida. The Lancet citaba en su estudio como posibles razones de ese bienestar el hecho de que mantengamos una dieta rica en alimentos frescos de producción local, el uso del aceite de oliva, la costumbre de desplazarse caminando, la atención familiar a las personas mayores y el hecho de disfrutar de un clima benigno.

Redacción (Agencias)