El grupo Coldplay actúa este jueves y viernes en el Estadi Olímpic de Barcelona, en la misma montaña de Montjuïc donde ha reinado durante los dos días previos Adele, en una semana copada por el mejor pop británico en la capital catalana.

Tanto Coldplay como Adele han elegido Barcelona para su única parada española de su actual gira, aunque los primeros han sido más atrevidos y han apostado por el Estadi Olímpic, un recinto con un aforo mayor que el Palau Sant Jordi, recinto escogido por Adele.

Los grandes aforos no son un problema para Coldplay, que agotó en sólo dos horas las entradas para su actuación de mañana y tuvo que anunciar un segundo concierto, que también se vendió rápidamente.

Catalizador de pasiones colectivas, Chris Martin y su banda presentarán mañana y pasado en el Estadi Olímpic su séptimo disco: “A Head Full Of Dreams“.

Redacción (Agencias)