Adele se ha convertido en la cantante británica más rica de la historia. Así lo indica un ránking que ha publicado el diario The Sunday Times, y ha estimado la fortuna en más de 100 millones de euros.

La autora de “Hello” ha sumado algo más de 43 millones de euros respecto a la lista del año pasado, lo que la coloca en el puesto número 30 entre las estrellas del pop y el rock del Reino Unido e Irlanda con las cuentas corrientes más abultadas.

La lista la encabeza Paul McCartney, que acumula junto a su esposa una fortuna de 950 millones de euros. Le sigue Los Rolling Stones con 814 millones de euros y los irlandeses U2 con 625 millones de euros.

Tan solo tres mujeres aparecen en los primeros cincuenta puestos de este ránking, entre ellas, Olivia, la viuda del beatle George Harrison e Iman Abdulmajid, la viuda de David Bowie.

 

Redacción (Agencias)