El grupo Backstreet Boys, que en los años 90 alcanzó una enorme popularidad en todo el mundo, ha anunciado que instalará en Las Vegas un espectáculo con el que dará nueve conciertos como prueba para una posible residencia en la ciudad de los casinos.

Así lo ha declarado Nick Carter durante la presentación de su película “Dead 7” en Los Ángeles. Según el cantante, deben montar un show “espectacular” y “grande” y considera que, “afortunadamente”, Backstreet Boys tiene “un buen catálogo” de éxitos para llevarlo a cabo.

Si tras las pruebas se confirmara su residencia en Las Vegas, Backstreet Boys se unirían a artistas como Britney Spears o Jennifer López que ya cuentan con sus espectáculos permanentes en la ciudad del estado de Nevada. Dichos conciertos podrían empezar a finales de este año o comienzos de 2017.

Además, su compañero musical Kevin Richardson ha declarado que la banda grabará un nuevo álbum y que planea también una gira mundial.

Redacción (EFE)