Como cada 14 de febrero, hoy se celebra San Valentín, el día de los enamorados. Pero…¿qué sería un San Valentín sin flores?

Greenpeace aprovecha este día para poner sobre la mesa una problemática que afecta a las abejas encargadas de la polinización, ya que se están muriendo por el uso masivo de plaguicidas tóxicos en la agricultura industrial, el cambio climático y las especies invasoras.

Para concienciar sobre este problema, la ONG repartirá hoy tallos sin capullos a transeúntes de 23 ciudades, entre ellas, A Coruña, San Sebastián, Madrid, Barcelona y Cádiz.

Las abejas y otros insectos polinizadores son vitales para el equilibrio ecológico del planeta y fundamentales para la biodiversidad y la seguridad alimentaria.

Las personas interesadas en esta campaña pueden sumarse firmando en la página web: https://salvalasabejas.greenpeace.es/

 

Redacción (Agencias)