Icono cultural y de la música, componente de uno de los grupos que han hecho historia ‘The Beatles’ y con una larga trayectoria en solitario, ese era John Lennon.

Un 8 de diciembre de 1980 moría asesinado en las puertas de su domicilio en el edificio Dakota de Nueva York, a manos de un fanático. En el recuerdo nos queda su legado musical que sigue muy vivo después de décadas. Imagine, Love me do, Come together o Woman son algunas de las muchas canciones que permanecen en el recuerdo.

Ese día, Lennon regresaba de grabar algunas canciones de su próximo disco. Esa misma noche John y Yoko llegaban muy cansados a su domicilio en Nueva York, en el edificio Dakota del Upper West Side de Manhattan.

John llevaba bajo el brazo una copia del master del último tema que grabó,  “Walking on thin ice”, Yoko salió primero de la limusina que les llevaba y John se entretuvo lo suficiente como para salir lejos de su mujer que ya había cruzado el arco del edificio Dakota y se disponía a entrar en las escaleras. En ese momento fue cuando el asesino, que dudaba de que la pistola fuera a funcionar, descargó cinco balas sobra la espalda de Lennon.  

Existen diferentes teorías sobre el motivo de su asesinato. La versión oficial reza que este seguidor desequilibrado le asesinó de cinco balazos después de haber conversado con el esa misma mañana y obtener la firma de Lennon sobre su último disco “Double Fantasy”. Otras versiones versan sobre la amenaza para la seguridad nacional que suponía Lennon para el gobierno de los Estados Unidos que encargó su asesinato.

Sea como fuere, Lennon se fue hace 35 años pero la figura del ex Beatle sigue más viva que nunca.

La última canción en la que participó Lennon fue “Walking on thin ice” donde toca la guitarra eléctrica

Imagine-John Lennon

 

Redacción (Agencias)