La pizza napolitana podría convertirse en patrimonio cultural de la humanidad si consigue hacerse con el galardón que otorga la Unesco. Ya ha pasado la primera criba, los resultados se conocerán en 2016.

Por todos es bien sabido que hacer una buena pizza no es tarea fácil, y menos una napolitana auténtica, por ello, el denominado ‘arte de los pizzeros napolitanos‘ acaba de incluirse en la lista de candidaturas para optar al galardón que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura (Unesco). La primera criba la ha superado sin problemas y  en su ciudad natal Nápoles, en el sur de Italia, ya celebran haber pasado la primera fase, realizada a nivel nacional. Ahora solo les queda esperar a 2016 para ver si consiguen que su tradición gastronómica sea reconocida mundialmente.

Hasta 314 elementos de todo tipo integran actualmente la lista de la Unesco, que en los últimos tres años ha recogido prácticas italianas como el cultivo de la viña en vaso de la comunidad de Pantelleria, las procesiones de estructuras colosales llevadas a cuestas o la fabricación artesanal de violines en Cremona.

Redacción (Agencias)