Un reciente estudio ha demostrado que las mujeres que utilizan las redes sociales a menudo tienen menos estrés.

En concreto, el 21% de las que tuitean varias veces al día, envían o reciben emails y comparten dos o tres fotos a través de sus teléfonos, experimentan menos estrés que las que no hacen uso de esas tecnologías.

En el caso de los hombres, los niveles de estrés son idénticos independientemente de que usen o no estas herramientas. Según los expertos, este estudio demuestra que “estas herramientas no influyen en el estrés de las personas”.

El estudio también recoge las noticias que más entristecen y afectan a mujeres y hombres cuando se enteran a través de sus redes sociales. Mientras las mujeres sufren más al enterarse de la muerte de un ser querido de sus amigos, a los hombres lo que más des impacta es saber que algún amigo ha sido despedido o arrestado.

Redacción (Agencias)