Representantes de la nueva generación de roqueros, con Leiva a la cabeza, se han unido a miembros de la vieja guardia, surgidos de las filas de Burning, Mamá y III República, para rendir un tributo al exintegrante de Los Secretos, Enrique Urquijo en forma de concierto, Este lunes, se han cumplido 15 años de su muerte.

El 17 de noviembre de 1999 se hallaba en el número 23 de la calle Espíritu Santo de Madrid el cadáver de “uno de los mejores compositores en castellano junto a Antonio Vega”, según lo define el músico Rafa Higueras, promotor y uno de los participantes del multitudinario homenaje.

Dos días después de aquel triste suceso, Higueras, como otros acérrimos seguidores que mantienen activa la memoria de su legado, decidió interrumpir una actuación para tocar algunas de sus canciones. A partir de ahí se inició una tradición anual que llega hasta hoy.

“Han llovido quince años que sobreviví”, cantaba Urquijo en el tema de Los Secretos “Hoy la vi”, un verso que parece escrito para la ocasión y que ha inspirado el carácter especial del homenaje que se ha celebrado este pasado sábado, día 15, en la sala Galileo Galilei de Madrid. El concierto ha contado con 19 participantes, porque a los 15 artistas previstos se sumaron cuatro más por iniciativa propia.

No ha estado Joaquín Sabina por problemas de agenda, pero sí su fiel guitarrista, Pancho Varona, al igual que Johnny Cifuentes (de Burning), José María Granados (Mama), Josu García y Pablo Martín (de III República), Marwan, Andrés Suárez, Txetxu Altube, Rebeca Jiménez y César Pop, entre otros.

También han estado los miembros restantes de Los Secretos: Jesús Redondo, Ramón Arroyo y, por supuesto, Álvaro Urquijo, hermano del homenajeado, que ha decidido el destino de los fondos recaudados con el concierto y con el CD+DVD que se ha grabado para la ocasión: las ONG www.criscancer.org y www.cirujiaenturkana.com.

Redacción (Agencias)