Estudiar alarga la esperanza de vida. Así lo señala el último informe de Indicadores de Educación presentado por la OCDE. El informe muestra que una persona de 30 años con estudios superiores tiene hasta 8 años más de esperanza de vida que otro que no haya terminado la educación obligatoria.

No es el único estudio que corrobora estos datos, pues según una investigación de la Fundación Británica del Corazón y el Consejo de Investigaciones Médicas de Reino Unido, si estudias mucho, envejeces más tarde.

En España, un 70% de los adultos con educación secundaria declaran estar satisfechos con su formación mientras que en el caso de los licenciados y graduados universitarios esta cifra aumenta hasta el 90%.

Los expertos indican que la educación influye a muchos niveles: es buena para la salud, ya que incrementa el grado de satisfacción personal.

 

 

Redacción