El festival de reggae Rototom Sunsplash, que se celebrará del 16 al 23 de agosto en Benicàssim, ultima las labores de montaje del recinto a una semana para que arranque su XXI edición, con 250 conciertos programados y un amplio abanico de debates sobre diversas cuestiones sociales.

Las previsiones de la organización son optimistas, pues se ha registrado ya un incremento del 18% en la venta de abonos respecto a 2013.

El montaje de los escenarios y las carpas en el interior del recinto lleva en marcha ya desde hace una semana, y los trabajos continuarán a lo largo de la próxima.

La organización prevé rebasar este año, el quinto consecutivo del certamen reggae en la localidad castellonense, las 240.000 visitas de la edición de 2013, que tuvo una repercusión económica de catorce millones de euros y creó 3.500 empleos.

Redacción (Agencias)