Un “trol” que acosaba en Twitter al cantante del grupo británico Coldplay, Chris Martin, ha recibido la orden de no ponerse en contacto con él en cinco años y recibirá tratamiento psiquiátrico, según ha informado la Fiscalía británica.

Anthony Wells, que durante siete meses envió comentarios abusivos y amenazas a Martin y a la presentadora de televisión británica Rachel Riley, admitió los cargos en el caso de Riley y Martin accedió a retirar los suyos tras fijarse la pena.

Así, Wells, del condado inglés de Essex, ingresará en un hospital psiquiátrico, al tiempo que se le ha prohibido ponerse en contacto con cualquiera de las dos víctimas durante cinco años.

Redacción (Agencias)