La guitarra que Bob Dylan tocó en su histórica participación en el festival de Newport de 1965, un evento en el que dio el saltó a la música eléctrica, se subastó hoy en 965.000 dólares, un récord para este tipo de instrumento.

El precio, 800.000 dólares de precio de martillo más impuestos y comisiones, fue muy superior a la estimación de entre 300.000 y 500.000 dólares que había realizado la casa de subastas Christie’s, organizadora de la venta.

La cantidad supone “un nuevo récord en la subasta de una guitarra”, según indicó en un comunicado un especialista de Christie’s, Tom Lecky, quien recalcó el “enorme interés internacional” generado por esta venta.

La guitarra es una Fender Stratocaster de 1964, un instrumento histórico porque fue el que Dylan tocó en su famosa actuación del festival de música “folk” de Newport (Rhode Island) de 1965.

Esa actuación fue la primera de Dylan como profesional con una guitarra eléctrica y con el apoyo musical de una banda tradicional, y la que confirmó su paso a la “electrificación” musical.

Redacción (Agencias)