El artista barcelonés ocupará el sillón vacío dejado por el asturiano Melendi. En la nueva edición del concurso de TeleCinco, Orozco liderará a su propio equipo de cantantes con los que competirá para que uno de ellos se alce con el triunfo en la próxima entrega del formato.

A lo largo de su carrera, Orozco, ha vendido más de medio millón de discos y ha deleitado con su voz a los millones de fans que han asistido a los más de mil conciertos que ha ofrecido. Ahora, desarrollará una nueva faceta, la de “coach”, ocupando junto a David Bisbal, Malú y Rosario Flores, uno de los sillones reservados para los líderes de los cuatro nuevos gruidos de cantantes que competirán la próxima temporada por convertirse en la mejor voz de nuestro país.

Mientras tanto, el equipo de casting del programa continúa realizando pruebas presenciales a los candidatos para seleccionar a los cantantes que protagonizarán sobre el escenario la segunda edición del programa. En su primera temporada, más de 5 millones de espectadores siguieron semanalmente el show convirtiéndose en el programa de entretenimiento más visto de los últimos años.

Redacción (Agencias)