Nació en Bay City, Michigan (EEUU) en 1958, y dejó de ser la niña de la casa tras perder a su madre por un cáncer de mama, ya que su padre volvió a casarse y tuvo dos hijos más, Jennifer y Mario, lo que impulsó una rebeldía que no perdería con los años.

Sus inicios artísticos fueron las clases de piano que su padre le obligaba a recibir, y que ella consiguió cambiar por las de baile usando como moneda de cambio sus buenas notas en la escuela, mostrando ya desde pequeña sus dotes para los negocios.

Fue el coreógrafo Christopher Flynn quien agudizó el instinto artístico de Madonna, y quien la inició en los sacrificios que exigía el dedicarse a ello profesionalmente, algo que en lugar de asustarla, le hizo lanzarse a buscar su sueño.

En 1983 publicó su primer disco en solitario, “Madonna”, que fue el inicio de una carrera musical en la que ha enlazado éxito tras éxito, aunque también polémica tras polémica.

Con fama de extravagante, grabó uno de los vídeos más caros de la historia de la música, “Express yourself”, el mismo tema que, según sugirió la propia Madonna en una entrevista, Lady Gaga plagió con su sencillo “Born this way”.

Su personalidad provocadora ha sido la seña de identidad de la cantante durante su reinado en el pop, y ya en los 80 tuvo problemas con la iglesia italiana por el vídeo de su disco “Like a prayer”.

La actriz, cantante, directora y empresaria cumple 54 años inmersa en la gira mundial de presentación de su último disco, “MDNA”, el duodécimo de estudio de su carrera, que ya se ha convertido en un nuevo éxito de ‘la ambición rubia’.

Redacción (Agencias)