El ex líder de los Take That va a ser papá y,  ya se sabe el sexo de su futuro retoño.

Así, Robbie Williams está inmerso en una espiral de continua felicidad con la inminente llegada de su primer hijo. “Es una niña. Estoy muy, muy entusiasmado con la idea de convertirme en padre. No puedo esperar”, declaró el artista.

“Mi vida es maravillosa. Es fantástica”, continuó diciendo mientras admitía que su mujer, Ayda Field, le ha pedido que no desvele el sexo del bebé. Sin embargo, es tal la alegría que siente, que no ha podido mantener guardada esa información.

Además, el ex líder de los Take That ya tiene planes para su niña, enseñarle defensa personal. “Le voy a enseñar fútbol, kárate y boxeo”, comentó, “para mantener a gente como yo y Johnny (Wilkes, su mejor amigo) alejados”.

Y es que todo está cambiando en la vida del cantante. Lo que seguirá patente es que se trata un artista británico multipremiado de pop rock. Considerado por muchos como el rey del pop en el siglo veintiuno.

Silvia Barradas (Redacción)